Es difícil concebir el actual márketing digital sin una buena estrategia de inbound, incluso podemos decir que es la columna vertebral de todo lo que podemos llegar a realizar a la hora de hacer negocios en Internet.

Ya que de nada serviría una excelente optimización técnica de SEO, o saber atraer grandes cantidades de tráfico por medio de anuncios, si no sabemos conectar con las necesidades de nuestro público objetivo.

Que es el Inbound marketing

El inbound márketing se basa en la premisa de que primero hay que dar para recibir. Consiste entonces en ayudar a las personas incluso antes de recibir una recompensa monetaria inmediata.

Con esta estrategia se busca atraer a un mercado objetivo y posicionarnos como la única respuesta viable a sus problemas. Utilizando para esto contenido de calidad, soluciones GRATIS que realmente produzcan resultados.

Algunos podrán pensar que si brindamos una solución gratis los usuarios no van a tener la necesidad de pagar por algo más. Pero los resultados demuestran todo lo contrario.

En Internet lo más valioso para una empresa es la confianza de sus prospectos y clientes. Y brindando una respuesta de valor de forma gratuita lo que se logra es justamente eso, generar confianza, establecernos como expertos e incluso lograr que se pase la voz de nuestro negocio.

Claro que debemos tener un producto de pago, no habría negocio sino. La clave para implementar el inbound márketing es desarrollar uno o varias propuestas de valor, que no requieran de grandes costos pero que sean útiles para el usuario, alrededor de nuestro producto principal.

Con esto se busca lo siguiente…

Etapas del Inbound márketing

Captar datos:

la finalidad de todo contenido que podamos desarrollar en el inbound es obtener los datos de contacto de aquellos interesados en nuestro productos o servicios.

Para lograrlo nos valemos de principalmente una página de aterrizaje, especialmente creada con el objetivo de solicitar los datos de contacto (nombre, edad, correo electrónico, etc.) a cambio de algo. Y llevar tráfico por medio de publicidad paga, estrategia de SEO, publicaciones en redes sociales, entre otras.

Educar:

se busca nutrir al usuario sobre la realidad de su problemática, pero fundamentalmente sobre la solución. Esto se logra desarrollando contenido (videos, artículos, reportes, videoconferencias,etc) para atacar las principales dudas o desafíos, incluso dar respuesta a muchas de estas.

Interactuar:

aquí lo importante es la retroalimentación, es aprender sobre qué y como es la mejor forma de ayudar a nuestro mercado. En esta etapa, si se ha realizado bien las anteriores, las personas confiarán en nosotros y gracias a eso tendrás más predisposición a brindarnos más información.

Es muy común utilizar para estos fines, las encuestas, votaciones o simplemente preguntando. Esto no solo nos ayuda a recabar información valiosa sino que demuestra un interés real en ayudar.

Posicionar:

A esta altura ya contaremos con todos los recursos para afinar nuestro mensaje o cualquier comunicación para finalmente conectar con la audiencia a un nivel más profundo. Provocando así posicionarnos como una empresa que realmente entiende el problema y dispone lo necesario para solucionarlo.

Persuadir:

la persuasión es la acción, es a esta altura la resolución lógica y seguramente que el prospecto espera o incluso hasta lo desea. Debemos ser claros en los pasos a tomar para contratar, comprar, pagar nuestros productos o servicios, buscando hacer este último proceso lo más claro y simple posible.

Inbound márketing vs Outbound

Las tácticas convencionales para atraer clientes siguen presentes actualmente, son utilizadas en su mayoría por medianas y grandes empresas. Estas son las consideradas como Outbound márketing, ya que consiste en todas aquellas actividades que se realizan fuera de un negocio o que influyen de una manera “indirecta”.

La publicidad por televisión, la radio, ser patrocinador de grandes equipos o personalidades famosas son algunos ejemplos de esto.

Sin embargo, por ser de una naturaleza invasiva, es decir que se interrumpe al usuario cuando está realizando una actividad social o de entretenimiento, no es la manera más optima de posicionamiento.

Quizás antes era lo más efectivo, sin embargo, el contexto era otro. Hoy en día las cosas han cambiado y las personas se han acostumbrado a ignorar este tipo de publicidad. Ya que al estar enfocado a las masas para muchos el mensaje es irrelevante.

Hoy día lo más eficiente es hacer llegar el mensaje de nuestra empresa a las personas que estén interesadas y tengan una mayor predisposición a convertirse en clientes. Para esto es que se concibió el inbound márketing y se ha convertido en una de las mejores armas de muchas empresas con reconocimiento a nivel mundial.

Inbound para PYMES

Tal es el caso de el gigante Google, podemos ver en su estrategia comercial claramente el inbound aplicado en todo su esplendor. Si hablamos de entregar valor GRATIS esta empresa de una de las que más lo hace.

Podemos empezar por tener a disposición un potente buscador de sitios e información sobre cualquier tipo de temática con solo unos click.

También contamos con la posibilidad de tener una casilla de correo electrónica Gmail con gran capacidad, podemos resguardar nuestros archivos en Google drive, crear documentos en Google docs, disponer de un completo calendario virtual, etc. por solo nombrar algunos productos y esto podemos utilizarlo gratuitamente.

Podrías pensar que Google por ser una empresa con un capital casi ilimitado es capaz de desarrollar las aplicaciones mencionadas. Sin embargo, no es viable para las pequeñas y medianas empresas.

En el caso de los pequeños o medianos emprendimientos

Déjame decirte que no solo es aplicable, sino que es lo más recomendable de hacer si estas empezando en los negocios digitales. No es necesario desarrollar grandes aplicativos para ofrecer valor y atraer a nuestro público objetivo.

El inbound márketing se puede realizar de muchas maneras. Es solo cuestión de creatividad, por ejemplo, una de las técnicas más utilizadas es tener un blog en el que puedas exponer y desarrollar la temática de tu negocio. Ofreciendo valor e interactuando con los visitantes.

Podemos poner el caso de una empresa que vende productos de limpieza. Podría desarrollar un blog o sitio web en el que trata sobre los mejores productos para limpiar determinadas superficies, recomendaciones de seguridad para utilizar químicos altamente tóxicos, consejos para optimizar el ahorro de los productos etc. A partir de esto es muy posible desarrollar las demás etapas del inbound márketing.

Recordemos que el concepto del inbound es ofrecer algo de valor para los usuarios con el fin de posicionarnos como expertos y ganar su confianza.

Al final luego de que desarrollemos el proceso tendremos como resultado, no solo clientes satisfechos, sino promotores de nuestro negocio. Los cuales van a recomendar nuestros productos y servicios a sus familiares y amigos, exactamente como si se tratara de una buena película, trayendo nuevos clientes y más beneficios que cualquier otra actividad.

0 0 vote
Article Rating

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x