Saber y entender las etapas del complejo proceso del marketing nos ayuda a poder bajar las distintas ideas a la realidad. Y establecer las acciones necesarias para poder llevar un producto o servicio por buen camino. Para esto se conceptualizó las 4 p del marketing, las cuales funcionan como base para un buen planeamiento y posterior aplicación.

Sin embargo, como consecuencia del crecimiento e innovación, las cosas han cambiado. Por lo que abordaremos algunos conceptos adicionales que rigen actualmente y que son necesarios para tener una mirada más completa de los procesos comerciales contemporáneos.

4 P en marketing:

El concepto de las 4 p fue creado por Jerome McCarthy en 1960 con el objetivo de transmitir de una forma más ordenada y sintética los distintos elementos en una estrategia de marketing integral. Este último concepto fue bautizado como marketing mix, como lo que abarca las 4 p.

Producto: es de donde parten las directrices de los demás elementos. Ya que el producto, como bien sabemos, tiene el objetivo de satisfacer una necesidad. Y es a partir de esa necesidad se establece el criterio a seguir en una estrategia de marketing.

Es el producto entonces el pilar principal, esto hace que la capacidad de un producto o servicio, para satisfacer una demanda específica, determine el éxito o fracaso en una empresa.

Precio: se trata de un elemento determinado por varios factores. En un principio determinado por la demanda, los costos y la competencia. Sin embargo, en la actualidad se agrega otro u otros componentes de los cual hablaremos más adelante.

Pero en resumen podemos decir que es lo que el consumidor debe o esta dispuesto a pagar para obtener un producto y se expresa en unidad monetaria.

Plaza: se trata del lugar físico donde se va a comercializar el producto. Alunas cuestiones a resolver para determinar cuál es la mejor opción son:

¿Es un producto masivo o exclusivo?

¿Dónde se encuentra el público objetivo?

¿Cuáles son las estrategias o canales de distribución más optimas?

Promoción: se trata de aplicar las mejores tácticas para presentar un producto a un segmento o mercado específico. Pero anteriormente esto estaba monopolizado por las técnicas outbound de marketing.

Es decir, los métodos tradicionales e intrusivos que para gran parte del público receptor eran irrelevantes. Más específicamente los comerciales de televisión, eventos, radio, etc. Que si bien eran efectivos eran del todo eficientes.

Hoy en día se recomienda cuidar las estrategias outbound ya que los usuarios están acostumbrados a ignorar los mensajes intrusivos y tienen muchas más opciones. Esto provoca que sean más exigentes y selectivos que antes.

Las 4 E y las nuevas tendencias:

marketing digital

Saber sobre las 4 p del marketing puede ser importante para comprender muchos aspectos del proceso comercial. Sin embargo, quedaría muy incompleto si no hablamos de lo que hoy son las 4 E del marketing.

Ya que se agregan muchos términos importantes que son claves en el éxito o fracaso de una estrategia en el mercado actual.

Experiencia (Experiencia): se trata de tener presente y evaluar todas las aristas que surgen de la interacción del usuario con el producto. Desde su primer contacto hasta luego de haberse concretado la venta.

Muchos productos o servicios no tienen un componente tangible. Como es el caso de los viajes, seguros, planes de inversión, etc. Sin embargo, la experiencia se aplica mucho más en este tipo de producto.

En el caso del comercio electrónico, como en la venta de productos de Amazon, la experiencia del usuario está, en gran medida, desde el momento en que se solicita el producto hasta la recepción del mismo.

Por eso es que la experiencia se vuelve un concepto que abarca y se acerca mucho más a la situación actual que el término “producto”.

Intercambio (Exchange): Hoy en día existen más formas de adquirir un producto o servicio que solo por dinero. Existen productos que son totalmente gratis, pero requieren que ingreses tus datos para poder utilizarlos. Como por ejemplo de muchas apps, las redes sociales, etc.

Otros que son mitad pagos y mitad gratis, llamados productos freemiun. Método también utilizado en aplicaciones y otros servicios digitales. Como por ejemplo Google Drive, que entrega gratis una versión con determinada capacidad, pero requiere de un pago adicional en caso de necesitar más recursos.

Omnipresencia (Everyplace): estar en todos lados, es otro elemento que tiene que ver directamente con el avance de las nuevas tecnologías. Es la capacidad de llegar a mercados sin limitaciones geográficas. También con la posibilidad de una empresa esté disponible 24/7 los 365 días el año.

Evangelización (Evangelism): por último, la evangelización reemplaza a la publicidad ya que cuenta con herramientas muchos más efectivas, como por ejemplo el inbound marketing. Con el cual se puede lograr medir efectivamente los resultados y lograr una mejor retroalimentación.

El objetivo es convertir a desconocidos en fanáticos de nuestro productos o servicios, dispuestos a hacer ellos mismos el trabajo de difusión o propaganda.

Es cierto que gran parte de esta estrategia tiene que ver con entregar una buena experiencia, como en el primer punto. Sin embargo, esta última “E”, lo que se busca es atraer al público objetivo con un mensaje relevante y de interés. Para luego formar una relación y lograr confianza e identidad del consumidor con la marca.

En definitiva, las 4 p del marketing lograron ser una gran herramienta de análisis para el momento en que se gestaron. Sin embargo, debido a los avances y cambios en la forma de consumir, es necesario que hoy contemos con mayor información.

Las 4 E del marketing nos permiten tener en cuenta esos datos adicionales. Y, sobre todo, enfocar esfuerzos para que la comunicación empresa / consumidor sea mucho más eficiente.

0 0 vote
Article Rating

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x